Hoy en este artículo te detallare algunos de los más típicos errores en el momento de tirar una foto, y que, con un poco de atención puedes evitar para conseguir que tus fotos sean como te las habías imaginado. De hecho es verdad que hay tener en cuenta multitud de detalles en unas pocas décimas de segundo para que la foto final luzca realmente, y al principio cuesta, pero con la práctica y el tiempo se consigue hacer de un modo casi automático.

Iceland 000-406

En primer lugar tenemos a fotos desenfocadas. O son las prisas, o las condiciones de luz no son adecuadas, o el modo automático elige el elemento equivocado. El caso es que en muchas ocasiones resultado es una foto desenfocada. Antes de apretar el botón hasta el fondo pregúntate ¿está correctamente enfocada?. Si usas enfoque automático ten presente que, en algunos modelos de cámaras digitales, en el momento del enfoque, se muestra en el monitor LCD la región que ha sido enfocada. Si no es la que pretendes, vuelve a reenfocar.

Después tenemos las fotosmovidas. La razón en este caso suelen ser los movimientos bruscos en el momento del disparo. Con poca luz, es uno de fallos frecuentes ya que se trabaja con velocidades de obturación bajas, con lo que la sensibilidad a movimientos leves pueden quedar registrados. Para evitar este molesto efecto, coge la cámara con firmeza, procura no moverte ni respirar y, si es preciso, usa el trípode.

Vietnam-031Otro de los errores son las siluetas en contraluz. Esto nos pasa cuando el foco fundamental de luz que ilumina la escena está a la espalda del objeto central de tu fotografía. Si es una persona, sucede que la foto final consta de un fondo convenientemente iluminado y una silueta humana oscura. En la medida de lo posible, trata de evitar que la luz proceda de la espalda, pero, si es inevitable, fuerza el disparo del flash para iluminar el elemento central y darle el mismo nivel de iluminación que al resto de la foto.

Otros errores mas complejos son las fotos infraexpuestas o sobreexpuestas. En el primer caso son fotos demasiado oscuras y con pocos detalles. Con la cámara digital en modo automático suele producirse cuando una un punto de luz muy luminoso en la escena. La cámara decide el promedio de exposición teniendo en cuenta dicho punto con lo que, el objeto que pretendes capturar queda infraexpuesta. Para estos casos, lo mas práctico es corregirlo manualmente con el botón de sub o sobre exposición que corrige la apertura en un escalado y consigue el nivel de exposición que desees con el resultado de la foto. Puedes hacer también reencuadres con iluminación similar al objeto de la fotografía y luego exportarlo al encuadre original. En las fotos sobreexpuestas son fotos demasiado claras o quemadas. Las causas son análogas a la infraexposición, y las soluciones son similares.

Y por último tenemos los molestos ojos rojos. Es un efecto que sucede en fotografía nocturna y debido al cual los rostros aparecen con ojos rojos. El rojo que se ve se debe a la retina, zona del ojo de gran densidad de capilares sanguíneos. Aparece por el reflejo de la luz del flash al estar la pupila completamente dilatada. La solución pasa por  utilizar el flash en modo reducción de ojos rojos o bien pedir a las personas que vayan a aparecer en la foto que miren directamente a un foco de luz unos segundos antes de tomar la fotografía con el objeto de contraer las pupilas, o disparar con el flash en ángulo para que no incida perpendicularmente en los ojos y si fuera inevitable, siempre puedes eliminar los ojos rojos con un programa editor de fotografías.