Y ahora que?…Como hacer presentaciones

Ahora ya, quien a mas o quien menos, ya ha vuelto de vacaciones, hemos tirado unas cuantas fotos y ahora nos encontramos con una o varias tarjetas de memoria llena de fotos de nuestro viaje y la pregunta que nos viene a la cabeza es ¿Y ahora que?…….

amst000-03-01-2013-16-41-22Si habitualmente doy consejos para hacer mejores fotos hoy daré una serie de consejos para enseñar tus fotos a los demás y que conste que no es tarea fácil como pueda parecer a simple vista.

Si tan importante es hacer buenas fotos, también lo es como enseñarlas luego. Por lo tanto hay que seguir una serie de consignas para mostrar a tu audiencia el resultado de tu trabajo de modo que consigas trasladar toda la magia que percibiste en el momento de hacer tus fotografías.

Vamos a convertir el momento de enseñar tus fotos en una experiencia gratificante mediante la cual tu valía como fotógrafo se verá ampliada en tus entornos más cercanos a través de estos simples consejos.

Una vez visionadas todas las fotos y hechos los descartes oportunos y necesarios, quitando tomas repetidas, desenfocadas, torcidas, movidas, oscuras, quemadas o en las que aparece siempre el inoportuno moscón o guirillot, efectuaremos la selección de las mejores fotos reconociendo que tienes fotos que son mejores que otras, los fotos tienen que hablar por si mismas y la imagen tiene que transmitir mensaje. Haz una selección de las mejores fotos que hayas hecho en el viaje o evento que quieras mostrar y guárdalas  en una carpeta aparte. El resto las agrupas en otra.

Por lo tanto cuando selecciones tus fotos, piensa en un leit motiv o hilo argumental. Cuenta una historia, ya sea la de un evento, viaje, historia, etc… Ordénalas y asegúrate de que la manera en que van apareciendo por pantalla tiene un sentido. Hay veces que se pierde el mensaje si no hay orden a la hora de mostrar las fotografías.

Respecto al número de fotos seleccionadas, tienes que tener presente el tiempo de presentación. Piensa que habitualmente todos los documentales suelen durar entorno a los veinte minutos. Más tiempo tiende a hacerse pesado. Por los tanto, divide esos veinte minutos entre los cinco segundos que se mira la foto y te dará que una presentación amena debe contener entre las 250 y 300 fotos.

Y utilizaremos siempre un programa para presentaciones. Es el punto fundamental del éxito. Olvídate de visionarlas directamente desde la carpeta correspondiente o meter el CD con tus fotos en tu reproductor multimedia del salón para verlas en la televisión directamente, sin orden ni concierto. Esto no hay que hacerlo nunca si no queréis perder amistades. Hay programas suficientes tanto de pago como libres para hacer presentaciones con tus fotos. Edita con estos programas tus fotos montando una “película”, incorporando efectos visuales de transiciones, música de fondo, e incluso haciendo capítulos.

amst000-04-01-2013-12-43-19Las fotos están contando la historia por ti, por lo tanto no hables en la presentación. No distraigas a tu audiencia. Las fotos tienen que hablar por ti y si técnicamente son correctas, ellas contarán con una fuerza visual suficiente como para hablar por si solas y no tener que explicarlas.

Si la audiencia, al finalizar la presentación te hace la pregunta: “Ah! Ya se ha acabado?..” querrá decir que tu fotos y la manera de presentarlas ha sido un éxito!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s